¿TE AYUDAMOS Y HABLAMOS DEL RUIDO?

El juicio por ruido.

«Os lo cuento y os lo muestro.»

Siendo realista veo como el ruido ha entrado en los hogares, pero su problemática real no ha calado en la sociedad. La molestia, que lleva a familias a tener que vender su vivienda por no aguantar más la situación, no está dentro de las prioridades sociales a considerar actualmente.

La verdadera molestia solo parecen conocerla en la actualidad, y a título de ejemplo, los siguientes: la familia que, contando con dos hijos menores, tiene que cambiarlos de su habitación al salón para hacer que puedan descansar; la madre que se derrumba ante la cámara tras la que me pide ayuda y que muestra la caja de ansiolíticos que le han recetado; el trabajador que en su casa tiene todos los días sobre su cabeza golpes, carreras, música y que entre informe y llamadas todo es molestia; la anciana que tiene como única compañía la de su hija, nieto y las carreras y el ruido de pesas de sus vecinos; la familia que delante de su casa se levanta una gran infraestructura pero que dentro de su hogar está el ruido enorme que la misma genera, y la pareja joven que vive como su hogar se convierte, cada noche y sin descanso, en una sala más de la discoteca que junto a su vivienda abre hasta altísimas horas de la madrugada.

CONCIENCIA FRENTE AL RUIDO

A estas y a millones de personas afectadas se les juzga como personas quejosas y tiquismiquis. Muchas veces no se comprende la situación que sufren y se tienen por inadaptadas y conflictivas. Quienes así piensan no han sufrido la realidad angustiosa y frustrante que deviene de una situación ruidosa.

Pero no es mi voluntad que aquellos que no comprenden, ven o entienden este padecimiento tengan que sufrirlo para tener pleno conocimiento de la verdadera situación por la que pasan los afectados. Solo pido comprensión y respuesta, pero no una complaciente y limitada a la escucha pasiva.

El juicio por ruido al que se somete a los afectados, como valoración de la situación que padecen, debe cambiar. El vecino, al que le llega el sufrimiento de otros, debe instar soluciones. El administrador de fincas debe proponer caminos hacia la resolución del problema; Desde los Ayuntamientos debe actuar y crear protocolos de actuación vecinal, policial y administrativo que respondan a esta situación. En definitiva, cada uno de nosotros debe actuar moderando el ruido y no permitiendo abusos en este campo.

Yo os lo cuento y os lo muestro. La conciencia en este tema no debe generarse a base de molestias sino con realidades informadas que hagan de nuestra salud y convivencia elementos que necesitan protección constante frente al ruido.

Antonio García García- Abogado Director de Abogado del Ruido

También puedes llamarnos
+34 661 782 494
Compartir en RRSS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

"En el nivel de ruido que nos molesta, influye sobre todo el nivel de conciencia que frente al mismo tiene quien lo genera".

2013 © Abogado del Ruido
Whatsapp icon
¡Hola! ¿Alguna pregunta?